REMEHIBE
Al bat
Noticias
recientes
ColumnaTitulo
Estrellas del beisbolCITA CON EL RECUERDO PARTE DOS
Cardinals vuelan hacia el 2do Wild Card de la NL , con 16 victorias en fila
Al batIlustres apodos
Al batEnorme reto de Dodgers
Estrellas del beisbolCITA CON EL RECUERDO PARTE UNO
Pelota CalienteTRUENAN LOS CAÑONES MEXICANOS.
Desde la butacaCortos Naranjas
Pelota CalienteVAYA SORPRESA ¡¡¡¡¡ MÉXICO PIERDE CON REPUBLICA CHECA.
Al batDios nos agarre confesados
Al batCardenales en gran racha
Pelota CalienteLUIS URÍAS PEGA EL JONRON 21.
Al batCopa Mundial Sub-23
Al bat“Tallo” Guevara
Al batNada fácil la tienen
Pelota CalienteMILWAUKEE EN LA POSTEMPORADA.
Pelota CalienteMEXICANOS AYER EN M.L.B.
Al bat118 años del Águila
Al batVolvió a cantar el gallo
Desde la butacaCortos Naranjas
Al batCuando no es chana es juana
En el Diamante con CasañasBlue Jays están cerca de playoff como uno de los dos Wild Card de la AL
Pelota CalienteMEXICANOS AYER EN MLB.
Al bat¡Toros hace historia!
Al batUn triunfo los separa de la gloria
Al bat¿Dodgers o Gigantes?
Al batErubiel Durazo
Pelota CalienteSAN FRANCISCO PRIMER CLASIFICADO.
Al batMad Max y el “Nene” Barreras
Pelota CalienteLOS MEJORES BATEADORES EN LAS LIGAS MAYORES.
Al batLos dados sobre la mesa
Albores del beisbol en la Cd. de México
07/30/2009



Por Jesús Alberto Rubio
beisrubio@gmail.com

(Capítulo I)

Qué apasionante y cuánta emoción envuelve el evocar los inicios del béisbol en nuestro país en los postreros años del siglo 19 y albores del 20 con la presencia de grandes jugadores de México, Cuba y Estados Unidos.

Un traslado a aquel béisbol pionero, romántico y emotivo, conlleva un profundo aprecio y reconocimiento a los primeros antecedentes del juego de béisbol mexicano y sus principales protagonistas de aquella época.

Esta vez, ubiquémonos en el béisbol visto de aquella época en la capital mexicana y otras ciudades del país, así como el arribo e influencia determinante de equipos compuestos por grandes estrellas cubanas y de Estados Unidos, hasta llegar a la denominada Epoca de Oro de la actual Liga Mexicana en la década de los años 40`s.

De hecho, sin afanes de ubicar cuna alguna en el proceso histórico que envuelve a los orígenes del beisbol en nuestro país, ya desde la tercera parte del siglo 19 se jugaba pelota en México.

En Mazatlán, Guaymas, Nuevo Laredo, Piedras Negras y Torreón, Coahuila, Chihuahua, Ensenada, Yucatán, San Juan Cadereyta, Nuevo León y el Distrito Federal se jugaba beisbol, aunque de manera informal entre la tripulación de barcos mercantes y de la Naval, así como por trabajadores del ferrocarril y la industria petrolera estadounidense e inglesa, como ocurrió en Veracruz en 1903. (En Xalapa, se jugó pelota desde 1889).

De acuerdo a investigaciones del historiador César González Gómez se tiene sólida evidencia periodística fechada en 1869 de que el Union Base Ball Club de Matamoros, Tamaulipas, fue el equipo de béisbol mexicano más antiguo que se conoce (y de América Latina) sosteniendo un partido formal contra un representativo de Brownsville, Texas.

También, el mismo Unión cruzaba la frontera desde Matamoros a Brownsville para jugar en los campos del Fuerte Brown, una importante guarnición militar texana. Justamente el Fuerte estaba a unos metros del cruce internacional al grado de que una porción de los vastos campos usados entonces para jugar es hoy parte de la garita de inmigración americana.

Incluso, César González señala que desde 1866, unos 36 jóvenes estudiantes mexicanos; uno de Mazatlán y 23 sonorenses (de Hermosillo y Guaymas) jugaban estudiaban y jugaban béisbol en el Colegio de Santa Clara, en San Francisco, California, institución donde comenzaron a practicar el juego que en sus vacaciones o al retornar a casa ponían en práctica, como pasó en Guaymas desde 1867.


Primer juego documentado en el Distrito Federal




Otra investigación del historiador César González Gómez, advierte que el primer juego de béisbol documentado en la capital del país aparece en un periódico publicado en inglés: “The Two Republics.”

“El 27 de Julio de 1882 se reporta que el “pasado domingo por la mañana se jugó el primer partido de béisbol en México, en Santiago, entre los equipos de béisbol del (Ferrocarril) Nacional y la Compañía Telefónica, con marcador de 27 a 24 a favor de los primeros.

La Compañía Telefónica Mexicana, era la primera empresa telefónica en el país y tal como anunció el “Two Republics” ambos equipos vuelven a enfrentarse el siguiente domingo en punto de las 9:30 horas y el cual incluyó por primera vez en la historia del béisbol mexicano un box score completo.

El Club México

Más tarde, otros datos históricos señalan que fue en 1887 cuando por vez primera se jugó este deporte al integrarse el Club México y que tuvo como uno de sus primeros oponentes al Nacional de Ferrocarrileros. Sus fundadores fueron Emilio, Juan y Ernesto Lobato.

Así mismo, la obra “100 años sobre el Diamante” de Sergio Rivera Benítez, nos dice que el Club México siempre le ganaba a los equipos de jóvenes formados en la Colonia Americana, como los “Nacionales” “Ciclistas” y “Demócratas, los cuales se desanimaron y dejaron por un tiempo el pasatiempo.

Cita que años más tarde, un fanático del béisbol llamado Lee Green, quien era editor de deportes en el periódico “El Heraldo”, tomó la iniciativa de invitar a todos aquellos que les gustara el juego.

“Una gran cantidad de practicantes acudieron a la cita, por lo que se tuvieron que hacer dos equipos: uno formado por norteamericanos denominado los “Misters” y que integraron mexicanos con el nombre de “Señores”.

En su partido celebrado el 5 de marzo de 1889, los mexicanos ganaron por ¡51 a 49!

De la unión de ambos equipos, relata Sergio Rivero, renació el Club México que unos días más tarde se enfrentó a un nuevo team conformado por otro grupo de estadounidenses y que llevó el nombre de “Athletics”.

Un mes más tarde, el 10 de abril del 89, se publicó en la Ciudad de México el primer box score de un partido que le ganó el Club México al “Athletic” 23-15. Ya antes, en Estados Unidos el primer box score apareció en 1859, en el periódico New York Clipper.



La “fiebre” por el beisbol

Hay apuntes que nos llevan a aquella “fiebre” por el beisbol em la capital mexicana a partir del 28 de julio de 1895

El historiador Daniel Cossío Villegas (1980), afirmó que afines de la novena década del siglo 19 se formaron los primeros equipos de beisbol, siendo en 1895 cuando se efectuaron célebres partidos entre los equipos México y Democrata.

Más tarde, estarían también activos equipos como el Victoria, integrado por alumnos de la Escuela de Artes y Oficios, el del Colégio Militar y el de la Escuela Preparatoria.

En los inicios del siglo 20 se había formado la Asociación Mexicana de Base Ball integrada por los equipos “Colegio Inglés”, “México”, “Tacubaya”, “Olímpico”, “Colonia”, “Reforma”, “Athletic”, entre otros.

El “Mexico” iba a ser campeón de los torneos de 1905 y 1906 adjudicándose los trofeos donados por el periódico capitalino “El Impacial”.

En esos años jugaron en verano e invierno y los ampos eran los de Chapultepec, en los terrenos de la reforma y en los colegios de Agricultura y Mascarones.

Cada vez más afición

Por supuesto, en medida que había más equipos y jugadores, crecía el interés del público metropolitano por este deporte; por ejemplo a un partido en el Club Americano concurrieron en 1902, unos 300 espectadores.

Chapultepec y el Paseo de la Reforma fueron escenarios de juegos donde brillaban en forma por demás especial el México, Grises Azules, Cafés e incluso El Aguila.

Veracruz y Mérida...

También el béisbol se practicó con gran entusiasmo en el puerto de Veracruz, donde se fundó en 1903 el Club Aguila, equipo que por años fue el mejor de localidad.

Ese hecho historico ocurrió cuando empresas petroleras inglesas y de EU promovieron entre sus empleados de casas comerciales el beisbol, consiguiendo que se estableciera de manera formal un 16 de septiembre de 1903, en el que se jugó el primer partido oficial entre los equipos Juárez y Águila, con resultado final de 41 carreras a 9, siendo el triunfo para el equipo Veracruz.

La afición porteña era tan grande que una vez llegaron asistir 4,000 espectadores a un encuentro. Un año después, más de 3,000 concurrieron a los juegos entre veracruzanos y cubanos que tuvieron lugar en 1910.

También la Península de Yucatán conoció pronto este deporte debido a su proximidad con Cuba donde ya jugaban al béisbol, allá por los días de 1890. Además, las giras que conjuntos profesionales cubanos realizaban por la región contribuyeron a que el beisbol comenzara a practicarse con gran fuerza.

Se tiene el antecedente que en Mérida había gran afición por el béisbol. Por ello no extraña que en un juego donde El México venció e febrero de 1905 al equipo local Pablo González por 10 a 3 carreras, se tuvo la asistencia de 5,000 aficionados yucatecos.

En 1905 tuvo lugar un campeonato entre los equipos de Parral, Chihuahua, Torreón y Monterrey, con un premio de 500 pesos para el vencedor.

Grandes equipos...

A partir de 1905 las temporadas de béisbol se volvieron muy animadas. En enero de ese año el México “cerro” el juego de Tacubaya y el de Reforma ganó al Colonia.

Al mes siguiente, el México obtuvo una sonada victoria sobre una selección de los otros equipos de la capital, y en abril 1,500 personas asistieron al encuentro de los equipos El Águila y Tacubaya.

Ya para entonces se había formado algunas ligas de béisbol: la Liga de Verano, integrada por aficionados, y la Asociación Mexicana de Béisbol, constituida por semiprofesionales.

El México fue el primer campeón de esta liga de la temporada 1904-1905 superando a teams como Tacubaya y Americano; al siguiente año también resultó vencedor sobre el Tacubaya y el Nacional.

En 1907, El Récord resultó campeón y se hizo acreedor a la tradicional Copa de Plata donada por un periódico capitalino.

Visita de los Medias Blancas



Ese año de 1907 fue una fecha muy especial e histórica:

Los Medias Blancas de Chicago se convirtieron en el primer equipo de Ligas Mayores en jugar en la ciudad de México luego de coronarse en la Serie Mundial de 1906 frente a los Cachorros en lo que fue el primer clásico otoñal en una misma ciudad.

El partido se escenificó en el Parque Reforma Athletic club el viernes 15 de marzo, correspondiéndole a Chicago la victoria al son de 14-4.



En ese juego de exhibición, la afición habría de admirar a dos futuros miembros del Salón de la Fama del Béisbol Profesional en México: a los formidables lanzadores Lucas “El Indio” Juárez y Genaro Casas.

El pítcher mexicano lanzó de manera excelente durante los primeros episodios electrizando a los visitantes con su pronunciada curva y notable velocidad haciendo abanicar a seis contrarios. Sin embargo se cansó, se puso “wild” y le llegó la debacle y la derrota.

Por el Club México, además de Casas y Juárez, también lucieron en gran forma Bartolomé Vargas, Porfirio Ballares y Charlie Lavergne.

Por su parte los patipálidos utilizaron a sus mejores pítchers: Frank Owen, Doc White, Nick Altrock y Ed Walsh, quien ingresó al Salón de la Fama Ed Cooperstown en 1946.

En esos días se veía cómo los jugadores portaban los uniformes con botones en el pecho, utilizándose los famosos bombachos como pantalones, hasta las rodillas, los que eran confeccionados con lana muy burda.

Luego del partido, los directivos de White Sox, impresionados por la actuación de Genaro Casas, lo firmaron, de tal forma que el nativo de Villa General Cepeda, Coahuila, jugó hasta 1910 en equipos como Columbus, de la Asociación Americana.



Cuando en 1911 volvió a México, dirigió al equipo Agricultura y de 1913 a 1918 lanzó para los mejores equipos capitalinos, como el “Junior” y el Reforma, el cual organizó.

Casas había empezado a jugar pelota en 1902 en el equipo Tacubaya y de ahí saltó al México Club donde se encontró al “Indio” Juárez.

Lucas Juárez


También al “Indio” Juárez le tocó jugó en ese partido contra los Medias Blancas luego de debutar en la capital mexicana con un equipo de Monterrey y ser contratado en 1903 por el primer equipo llamado México.

Por sus facultades naturales para batear con poder, correr las bases y versatilidad en el juego como un sinónimo de grandeza en los diamantes donde incluso destacó en la receptoría, recibió proposiciones para jugar en Estados Unidos, pero no aceptó.

Más tarde firmó con el Club Esperanza de la Liga Veracruzana y jugando hasta 1917 realizó incontables proezas tanto con ese equipo como el Aguila de Veracruz.

Una de ellas, fue conectarle kilométrico cuadrangular ni más ni menos que José de la Caridad Méndez, el famoso “Diamante Negro” inmortal.

En 1918 regresó a la Ciudad de México como todo un ídolo para firmar con el equipo Reforma, enfrentándose ese año a los equipos Nacional y el representativo de Cuba, el Habana Reds.

Equipos campeones

En 1908, el Oliver resultó campeón nacional y en 1910 ganó el campeonato el Junior, integrado por estudiantes.

En 1910 eran cuatro grandes equipos de la Capital: Junior, Popo, Oliver y Country Club; en las afueras del campo de este último se contaba con millares los jóvenes de la gente del pueblo que se ejercitaban en este deporte.

(Continuará...).
Buscar:


(c) delunasaenz.com


Por TemaPor TipoPor columnaLigas exterioresRedes Sociales
Grandes Ligas
Liga Mexicana
Liga del Pacífico
Liga Norte de México
Ligas Pequeñas
Serie del Caribe
Clásico Mundial de beisbol
Liga Invernal Veracruzana
Ligas Amateurs
Historia
Columnas
Cursos
Noticias
Peques
Productos
Foros
Al bat
Beisbolazos de Ayer y de Hoy
Beisboleando
El Cardenal
El último out
Narración Original
Recta adentro
Pelota Caliente
Screwball
delunasaenz.com
Las mayores
Liga Mexicana
NOTAS IMPORTANTES
@Beisbolicos
facebook.com/beisbolicos
Telegram