Grandes Ligas
Estrellas del beisbol
Noticias
recientes
ColumnaTitulo
Un día como hoy28 de septiembre
Un día como hoy26 de septiembre
Un día como hoy25 de septiembre
Al batOctavio Enrique Villacarra Torres
Estrellas del beisbolDEBUT DE FERNANDO VALENZUELA EN GRANDES LIGAS III
Al batProyecto fortalecido
Al bat22 de septiembre
Estrellas del beisbolCIRUGÍA QUE REVIVE CARRERAS
Al batNYY: Marca de obuses
Un día como hoy20 de septiembre
Al batPoder natural
Un día como hoy19 de septiembre
Pelota CalienteASI SERÁ LA POSTEMPORADA EN GRANDES LIGAS.
Al batNYY: Cañones de Navarone
Al batSaberes del beisbol
Un día como hoy17 de septiembre
Dogout beisbólicoMonte Irvin, un imprescindible
Pelota CalienteLIGAS INDEPENDIENTES, EL ÚLTIMO ESLABON DEL BÉISBOL EN U.S.A.
Al batLos dos sin hit del Toro
Un día como hoy14 de septiembre
Al batLo malo… y lo bueno
Al batAbreu, implacable
Un día como hoy13 de Septiembre
Al batEl brillo del diamante
Desde la butacaÁguilas alzan el vuelo
BeisboleandoValenzuela, ¿Debe estar en el salón de la Fama? Parte II
Al batVamos con Fernando Valenzuela
Un día como hoy10 de septiembre
Un día como hoy9 de septiembre
Al batCrisis en el Bronx
NACE UNA NUEVA LIGA MAYOR
07/30/2020

Por Héctor Barrios Fernández

Conforme el siglo XIX estaba llegando a su fin, un nuevo desafío para el monopolio de la Liga Nacional estaba surgiendo. En noviembre de 1893, Byron Bancroft “Ban” Johnson fue nombrado presidente de la Liga del Oeste, una liga menor regional que había sufrido varias reorganizaciones en los años anteriores. Johnson quería poner a la Western League sobre sólidos pasos mientras ofrecía un limpio y saludable béisbol, alternativo al béisbol “ruidoso” y poco apegado a las reglas que ofrecía la Liga Nacional.

Por el tiempo que Johnson se hizo cargo, la Liga del Oeste tenía equipos en Detroit, Grand Rapids, Indianapolis, Kansas City, Milwaukee, Minneapolis, Siux City y Toledo.

Después de la temporada de 1894, un amigo muy cercano de Johnson, Charles Comiskey, quien había inicialmente recomendado a Johnson a la liga, dejó su puesto de manejador de los Rojos de Cincinnati de la Liga Nacional y compró al equipo de Siux City, el cual trasladó a St. Paul, Minnesota. Dos años más tarde, Johnson trajo a Connie Mack, recientemente despedido como manager-jugador de los Piratas de Pittsburgh, para que manejara al equipo de Milwaukee. El trio de Johnson, Comiskey y Mack fue clave en el nuevo siglo, para el crecimiento de la liga y para el béisbol.

Johnson y sus compañeros dieron un gran salto hacia adelante en la siguiente reunión anual de la temporada de 1899. Anunciaron que la Western League estaba siendo disuelta y se reformaría como la Liga Americana de Equipos Profesionales de Béisbol, un claro “disparo a la frente” de la Liga Nacional, al incluir un elemento nacional en su nombre. Además, con el consentimiento de la Liga Nacional, Comiskey movió su equipo de St. Paul a Chicago. La liga también estableció un equipo en Cleveland, ciudad que había quedado vacante cuando la Liga Nacional se redujo de 12 a 8 equipos. La desbandada de cuatro equipos de la Liga Nacional no solamente abrió nuevos mercados para la Liga Americana, sino que también dejó a un puñado de ligamayoristas sin trabajo. Muchos fueron rápidamente atraídos por el nuevo circuito.

Después de la temporada de 1900, Johnson se acercó a la Liga Nacional para hacer las paces y ofrecer orden en las organizaciones. Prometía que su liga respetaría los contratos de otros y no se aventuraría a ciertas ciudades ocupadas por la Liga Nacional, siempre y cuando la Liga Nacional aceptara a la Liga Americana como su compañera en las Ligas Mayores y permitiera compartir ciertas ciudades.


La Liga Nacional rechazó la oferta de Johnson. Por lo tanto Johnson se lanzó con todo en una guerra contra la organización rival.

En la reunión anual de 1900, representantes de la liga firmaron un acuerdo, afirmando que la Liga Americana, ocupara un lugar como verdadera Liga Mayor. La Liga Americana rechazó el acuerdo nacional, estableciendo que la liga operaría de manera independiente, pero no de manera antagónica a cualquier otra Organización de Béisbol Profesional.

Respetarían la “cláusula de reserva” de la Liga Nacional pero, la Liga Americana no estaría sujeta al tope salarial que su adversaria había adoptado.

Saqueos a los rosters de los equipos de la Liga Nacional comenzaron.

Abandonando los pequeños mercados de Buffalo, Indianapolis, Kansas City y Minneapolis, la Liga Americana estableció equipos en Boston y Filadelfia, ambas ciudades ocupadas por la Liga Nacional, así como también Baltimore y Washington, ex mercados de la Liga Nacional.

Entre los jugadores estrellas atraídos de la Liga Nacional, estaban Clark Griffith, Nap Lajoie, Joe McGinnity y Cy Young. Lajoie se pasó al otro lado de Filadelfia, de los Filis a los Atléticos y a ganar 6,000 dólares de salario, muy arriba del máximo de 2,400 establecido en ese tiempo por la Liga Nacional, pasando a ser el líder de carreras, hits, dobles, cuadrangulares, carreras producidas, porcentaje de bateo y porcentaje de slugging de la Liga Americana en 1901.

Young haciendo el salto de los Cardenales de San Luis a los Americans de Boston, más tarde Medias Rojas, ganó la triple corona de pitcheo, líder en ganados, carreras limpias y ponches. “El hombre de hierro” McGinnity, hizo honor a su sobrenombre y encabezó el circuito en juegos y en innings lanzados como estrella de los Orioles de Baltimore. Ex jugador del equipo de Chicago de la Liga Nacional, entonces conocido como “Orphans,” Griffith ayudó a que los Medias Blancas de Chicago se alzaran con la corona en 1901 tanto como su manejador como su lanzador más ganador.

En lo que quizá fue el cambio más increíble, John McGraw fue también cortejado por Johnson.


McGraw, el hombre quien durante sus días como jugador con los Orioles, fue el mayor ejemplo de “incivilidad” de la Liga Nacional, lo cual Johnson aborrecía, fue traído para manejar a los nuevos Orioles, McGraw fue más que complaciente a la hora de enfrentarse con sus antiguos rivales.

Él duró menos de temporada y media antes de retornar a la Liga Nacional como manejador de los Gigantes de New York.

La Liga Americana tuvo buenas entradas. Aunque la asistencia total a los juegos de la Liga Nacional fueron mayores en 1901, la Liga Americana ganó la batalla por los aficionados en Chicago, donde los Medias Blancas superaron a los Orphans y la asistencia en ex ciudades de la Liga Nacional, Washington, Cleveland y Baltimore, excedieron a lo que la Liga Nacional logró en años anteriores.

Johnson y compañía intensificaron las cosas en 1902, moviendo a los Cerveceros de Milwaukee a San Luis para llamarse “Cafés,” quienes procedieron a atraer mayor público que los Cardenales.

Los Americans de Boston habían ganado en asistencia a los “Beaneaters” por cerca de 3 aficionados por 1 de los “Comefrijoles,” los Atléticos de Filadelfia le dieron la bienvenida a 420,000 aficionados en 1902, mientras que los Filis atrajeron la atención de 112,000.

En 1902, el total de asistencia en la Liga Americana fue de 2.2 millones de personas, por su parte la Liga Nacional tuvo una asistencia de 1.7 millones.

Otros jugadores estrellas continuaron su éxodo. En 1902 y 1903 la Liga Nacional dijo adiós a los futuros Salones de la Fama como Willie Keeler, Ed Delahanty, Sam Crawford, Jack Chesbro, Jesse Burkett y otros que también hicieron el cambio al joven y mejor pagado circuito.

Los pleitos y demandas judiciales de los dueños de equipos de la Liga Nacional siguieron fallando en las Cortes.

Finalmente ambas ligas tuvieron suficiente. Después de la temporada de

1902, la paz fue alcanzada.

Johnson y la Liga Americana rechazaron la “oferta” de la Liga Nacional de fusionarse, en lugar de eso las dos ligas coexistirían como Ligas Mayores independientes una de la otra. Un Comité de tres hombres fue formado para regular las disputas interligas, estos fueron Johnson por la Liga Americana, el presidente de la Liga Nacional Harry Pulliam y August Garry Herrmann, dueño de los Rojos de Cincinnati, quien había sido un buscador de la paz durante las negociaciones.

Los términos para el Acuerdo Nacional de 1903, la cláusula de reserva de todos los actuales contratos fueron respetados. A la Liga Americana le fue permitido establecer una franquicia en New York, pero se rechazó el plan de Johnson de establecer un equipo en Pittsburgh.

Cuando la temporada de 1903 se puso en marcha, la formación de las dos Ligas Mayores paralelas estaban formadas por ocho equipos por cada lado, incluyendo cinco ciudades, Boston, Chicago, New York, Filadelfia y San Luis, con un equipo por liga.

Solamente una de las ciudades originales de la Western League, Detroit, estaba representada.

Las ocho franquicias de 1903 de la Liga Americana, permanecieron sin cambio por los siguientes 50 años.

Espero sus amables comentarios en: info@beisboldelosbarrios.com

Buscar:


(c) delunasaenz.com


Por TemaPor TipoPor columnaLigas exterioresRedes Sociales
Grandes Ligas
Liga Mexicana
Liga del Pacífico
Liga Norte de México
Ligas Pequeñas
Serie del Caribe
Clásico Mundial de beisbol
Liga Invernal Veracruzana
Ligas Amateurs
Historia
Columnas
Cursos
Noticias
Peques
Productos
Foros
Al bat
Beisbolazos de Ayer y de Hoy
Beisboleando
El Cardenal
El último out
Narración Original
Recta adentro
Pelota Caliente
Screwball
delunasaenz.com
Las mayores
Liga Mexicana
NOTAS IMPORTANTES
@Beisbolicos
facebook.com/beisbolicos