Beisbol Cubano, Liga Mexicana
Al bat
Noticias
recientes
ColumnaTitulo
Al batPositiva recreación
Un día como hoy11 de Agosto
Estrellas del beisbolGRANDES ATRAPADAS EN SERIE MUNDIAL PARTE II
Al batHijo de tigre, pintito
Al batJugaron con pantalones cortos
Un día como hoy9 de agosto
Estrellas del beisbolGRANDES ATRAPADAS EN SERIE MUNDIAL PARTE I
Al batMánagers en el top
Un día como hoy8 de Agosto
Al batChapo Vizcarra, OK!
Un día como hoy6 de Agosto
Al batBombarderos del Bronx
Al batCole y Prescott
Al batLlega otro azteca
Un día como hoy5 de Agosto
Al bat9 K al hilo
Estrellas del beisbolLOS INVENTORES DEL BÉISBOL
Un día como hoy2 de agosto
Al batDifusión de beisbol vía plataformas electrónicas
Un día como hoy1o. de agosto
Al batMuchos pochos: Maiz
Al batMLB anuncia juegos de doble jornada a siete entradas
Un día como hoy31 de Julio
Un día como hoy30 de Julio
Al batOlvidan el factor humano
Estrellas del beisbolNACE UNA NUEVA LIGA MAYOR
Al batPujols, cerca de Mays
Estrellas del beisbolCONSTITUCIÓN Y REGLAS DE LA LIGA NACIONAL 1876
Un día como hoy28 de Julio
Al batTemporada en riesgo
Castañeda y Ayón
06/23/2020

Al Bat

Por Jesús Alberto Rubio.


Muy temprano me habló desde Veracruz Camilo Varona para darme la triste noticia del fallecimiento –en Tijuana— de Rafael “Chivigón” Castañeda, gran pelotero y coach del beisbol mexicano tanto e verano como invierno.


Impactado y muy sensible por la noticia dijo que al abrir una red social se enteró del deceso de Rafael acaecido a las 5 de la mañana de este martes víctima de un cáncer a sus 52 años de edad.


El gran “Chivigón”.


Una persona/pelotero de quien toda la familia beisbolera siempre le reconoció su talento y capacidad, además de hablar muy bien de él por su forma de ser y en general hacer las cosas en su vida.


El gran vástago de Corito Varona mencionó que Rafael vistió como jugador de cuadro en la pelota profesional mexicana los colores de equipos como Mayos, Cañeros, Leones de Yucatán, Tigres, Vaqueros de Unión Laguna, entre otros.


Aquí en la Mexicana del Pacífico se le recuerda cuando junto con su hermano Héctor ayudó a la conquista del último campeonato de Mayos de Navojoa en la temporada 1999-2000.


En la Mexicana de Beisbol jugó 19 años entre 1990 y el 2008, año de su retiro con Unión Laguna.


Luego figuró como coach con diversos equipos de verano e invierno.


Descanse en paz.

Andrés Ayón


Elegido al Templo de la Fama de México en 1997 (último cubano en ser elegido a ese recinto), Andrés Ayón Brown está de nuevo en su natal Cuba tras retornar de nuestro país donde estaba de nuevo de visita.


Ayón, ya sabe usted, brilló con en la pelota de Cuba, Estados Unidos, Nicaragua y México donde todavía conserva algunos récords para cubanos y en general.


Es el tercer lanzador cubano con más triunfos entre todas las ligas rentadas (338-169), solo superado con Conrado Marrero y Martín Dihigo.


En la Liga Mexicana se ubicó entre los máximos acumuladores en juegos ganados (169), solo aventajado entre cubanos por los 211 de Ramón Bragaña.


Tiene el segundo mejor PCL para una campaña (1.22 en 1971), además de un no hit no run en 1966 y un juego perfecto en 1972; 87 lances sin cometer error y 56 innings sin dar bases por bolas (récords todavía vigentes).

Es sublíder de por vida en porcentaje (.633) y el único que tres veces se llevó ese liderazgo en una contienda, y también el único serpentinero elegido tres veces MVP.


En las Ligas Menores de Estados Unidos logró una labor meritoria (105-37) que le iba abriendo de poco a poco las puertas a las Grandes Ligas hasta que se rompió el acuerdo entre Cuba y la MLB y Ayón decidió regresar a la Isla donde tenía toda su familia.


Llegó a formar parte de los Cuban Sugar Kings que en 1959 ganaron la Pequeña Serie Mundial.


En 1967 con los Charros de Jalisco logró 25-6 (líder) y 3.34 de efectividad; el 69, 20-12 con el mismo equipo; luego en el 72 apantalló con 20-3 con Saraperos de Saltillo.


El 30 de junio de aquel mismo 1972 lanzó juego perfecto –en siete entradas-- contra los Sultanes de Monterrey en el parque Cuauhtémoc de la ciudad regia.


Ganó 9-0 y solamente 2 enemigos le pudieron sacar la bola del cuadro; abanicó a 12.


Sobre este último suceso, el perfecto, rememoró: “Desde el hotel lo presentía; en el quinto inning se me acercó el camarero y me dijo que estaba logrando un juego perfecto, entonces le respondí que eso estaba en mi mente desde mucho antes del partido”.

Fue el segundo pitcher en lanzar un Juego Perfecto en la LMB luego Ramiro Cuevas (1953) lanzando para los Tecolotes de Nuevo Laredo.


También en 1966 había lanzado un sin hit ni carrera con los Pericos de Puebla: ocurrió el sábado 25 de junio ante los Charros de Jalisco, ganando 7-0.


Tras 14 temporadas en la LMB, tuvo registro de 169-98 y 3.15 de efectividad.

También jugó dos temporadas en la Liga del Pacífico con los Tomateros de Culiacán (21-11 y obtuvo un Trofeo JMV).


En la edición 66-67 contribuyó con su pitcheo para que Culiacán, bajo el mando de Vinicio García, lograr el título de la todavía Liga Sonora-Sinaloa.


Fue la época en que en el circuito aún no había play-off y en la que el campeonato se decidía según el standing general.


Los tomateros tenían a Lupe Cansino (receptor), Ildefonso Ruiz (primera base), Bernardo Calvo (segunda), Rogelio Jiménez (tercera), Benjamín Cerda (short-stop), José Rodríguez, Marcelo Juárez y Ángel Macías (jardineros); y como pitchers: Andrés Ayón, Julius Grant, Evelio Hernández, Alberto Joachín, David García, Olegario Barrera, Román Ramos y Alejo Ahumada.


En banderín lo obtuvieron el 8 de enero del 67 cuando pasaron por encima de los Venados de Mazatlán en doble cartelera: 7-6 y 6-3, siendo los pitchers ganadores Andrés Ayón (en relevo) y Evelio Hernández (juego completo), también cubano.


Dentro de la pelota cubana destacó por ser parte del equipo que jugó en el Primer Mundial Juvenil, además de formar parte del Marianao campeón de la Liga Profesional y la Serie del Caribe en 1958, así como el Almendares que en 1959 consiguió también el doblete.


En su carrera logró 234 victorias con 148 derrotas, clasificando entre los 10 mejores pitcher cubanos con actuación, tanto en el béisbol profesional como amateur.


Andrés Ayón es el único cubano vivo miembro del Salón de la Fama del béisbol mexicano, quien volvió a su país de origen y residencia a la primera oportunidad que tuvo.

El legendario ex monticulista y entrenador de 82 años estuvo por más de tres meses en Mérida, Yucatán, siendo sorprendido por el cierre de fronteras internacionales días después de arribar a la ciudad mexicana donde reside uno de sus hijos y algunos nietos.


Recordemos que cuando Ayón ingresó al recinto sagrado, lo hizo junto con Alfonso Araujo, Maximino León y Víctor Saiz.


Con él se cerró el ciclo de los 16 cubanos que poseen una placa en el Nicho de Inmortales del Salón de la Fama de México.


Aquí hay más datos de Ayón, hoy en cuarentena en Cuba:


https://swingcompleto.com/aislado-en-cuarentena-leyenda-cubana-del-beisbol/


Buscar:


(c) delunasaenz.com


Por TemaPor TipoPor columnaLigas exterioresRedes Sociales
Grandes Ligas
Liga Mexicana
Liga del Pacífico
Liga Norte de México
Ligas Pequeñas
Serie del Caribe
Clásico Mundial de beisbol
Liga Invernal Veracruzana
Ligas Amateurs
Historia
Columnas
Cursos
Noticias
Peques
Productos
Foros
Al bat
Beisbolazos de Ayer y de Hoy
Beisboleando
El Cardenal
El último out
Narración Original
Recta adentro
Pelota Caliente
Screwball
delunasaenz.com
Las mayores
Liga Mexicana
NOTAS IMPORTANTES
@Beisbolicos
facebook.com/beisbolicos